Se me perdió.

Ayer se me perdieron un par de palabras que iban abrazadas de un suspiro, las busqué por todas partes, debajo de la cama, debajo de una taza de café; también las busqué detrás de mis ilusiones y no las encontré.

Cuando salí de mi alcoba, en el piso encontré un par de huellas, que iban directo a la ventana, al seguirlas vi un rastro de deseos y lo seguí; olía como un poco a olvido y un tanto más a desilusión.

¿Mis palabras perdidas sufrían? No lo sé.

A la mañana siguiente al despertar, al salir de casa, sobre un rosal las encontré  heridas,  heridas de verdad.

¿Qué puedo hacer?, les pregunté, y no me supieron responder.

Desde ese entonces las tengo dentro de un baúl de color dorado y todas las noches voy para que me digan porqué se fueron…ese par de palabras tienen nombre y se llaman: amistad y fidelidad.

Algunas veces nos cuesta la empatía, nos sabemos construir sueños con nuestros semejantes y nos llenamos de malas ideas, haciendo estás en declive total de una amistad. No discuto la complejidad humana, pero existe algo universal, que es hacer las cosas correctamente, sabemos que es bueno y que es malo. Pero somos tan egoístas que pensamos que lo único bueno es aquello que nos hace bien a nosotros mismos, está bien dicho que primero me amo yo para amar a los demás, pero qué pasa cuando ya tu amor es enfermizo al grado de que la constante en tu vida sea el YO.YO.YO… caemos en la arrogancia cometiendo errores que a las personas que decimos amar las dañamos.

En fin, sigo buscando el por qué aquella noche mis palabras se me perdieron y hoy en día no quieran hablar.

Anuncios

¿Qué te sucede cuando parpadeas?

Las palabras se las lleva el viento a una cueva con un viejo anacoreta
que se dedica a limpiar y ponerle alas a promesas perdidas.

Los corazones rotos, los recoge un pequeño niño de sombrerito tejido
que los lleva con el señor relojero, para ponerle un par de pilas nuevas
para que sigan latiendo al ritmo de espera.

De las lágrimas que derraman los humanos,
un par de Hadas de zapatos amarillos,
las coleccionan para con ellas hacer espejos,
que reflejan a todos la felicidad que echaron de su ser
mientras lloraban.

Hay un par de duendecillos narizones
que veo pasar por las noches,
en busca de las tristezas
que las personas guardan en sus bolsos
con ellas hacen zapatos para algunos Elfos
que caminan lejos buscando la felicidad perdida.

Mientras tanto un escribano de largos bigotes
redacta historias cortas de la vida que el respira.
Y una dama de larga cabellera se pregunta:

¿Qué le falta por vivir?

Cuando todo eso pasa en la tierra,
en el cielo un par de seres alados
con sonrisas graciosas, juegan con las nubes
haciendo figuras para aquellos
que se acuestan en el pasto a descubrir dinosaurios
o elefantes con trompas muy largas.

Todo esto sucede, cuando mis ojos parpadean..
si parpadeo muy fuerte ,
algunos duendes se aferran de mis pestañas.
También siento que un pequeño Elfo, me mira todo el tiempo….
¿Y a ti qué te sucede cuándo parpadeas?

By Iramí Ramac.

INSTANTE

El tiempo se apoderá de una burbuja de palabras, el tiempo abraza un par de sueños, que me muestra arropados; yo sigo caminando entre unas comillas, en busca de un silencio, de un momento, de ese instante donde escribí a tu lado un destino.
¿Dónde lo encuentro? ¿Dónde lo desdibujo?
Me acompaña mi Elfo de zapatos azules, que sonríe conmigo cuando bajo la mirada, porque no encuentro nada.
Seguiré en este instante cuando no se escucha nada, solo un silencio que pasa por debajo de mis pies.
Sigo buscando, seguiré como un gitano que recorre los mundos.
Como ese instante en que se fusionaron nuestras auras. Así te encontraré.

Lo Que Me gusta de ti.

No diré que todo me gusta de ti, porque te diría mentiras. Me gustan algunas cosas, tanto, que  hacen que sigo  a tu lado. Mira de que forma te quiero..

Me gusta tu forma de ver la vida, con ese catalejo especial que usas  para  ver monstruos  hechos  Elfos que salen del agua como delfines. 

Tu fantasía para hacer mi vida más amena, me gusta. Me hace sentir dentro de una burbuja de agua.

Me gusta la sonrisa especial que tiene tu rostro, esa que por las noches me regalas antes de dormir, cuando aparecen dos hoyuelos coquetos en tus mejillas; porque conozco otra sonrisa tuya, que le regalas a las personas, y esa parece de papel.

Me gusta cuando me das la espalda e imaginar que es un lienzo, el cual pinto con mis dedos, intercalandos uno a uno, hasta que mi mano se posa entera y siento como se eriza tu piel.

La forma en que caminas, tan pausada y estricta; y cuando a tu lado voy  siento tu protección, cuando tomas mi mano con la tuya, con esa fuerza que pareciera tus dedos abrazaran los míos. Me siento tan protegida.

 Hasta cuando te enfadas y tus cejas se bajan tanto que solo se ve un poco tu mirada, tus labios se ponen tan rojos que quisiera besarlos.

Eso me gusta de ti . Eso me hace sentirte a mi lado.  Sentirte en mi.

AMMA: No estás atado.

AMMA: No estás atado.

“Había un joven pastor que llevaba sus vacas a los prados cada mañana y las conducía de nuevo al establo por la tarde. Antes de retirarse para dormir, se aseguraba de que todas las vacas estuvieran bien sujetas a sus postes. Una tarde se dio cuenta de que a una de las vacas la faltaba su cuerda. El muchacho estaba en un aprieto. No podía dejar la vaca suelta, ya que probablemente se escaparía y la perdería. Ya era de noche y demasiado tarde para ir a comprar una cuerda. El muchacho se acercó al monje que estaba a cargo del lugar para pedirle consejo. Le dijo el monje: ‘No te preocupes, vuelve con la vaca, haz como si la ataras, asegúrate de que la vaca te vea y eso bastará para que la vaca se quede donde está.’

“El chico volvió al establo e hizo lo que el monje le había dicho. Simuló que ataba la vaca al poste. Cuando volvió a la mañana siguiente vio con asombro que efectivamente la vaca no se había movido durante la noche. El muchacho desató a las vacas como de costumbre y cuando estaba a punto de salir para los prados observó que la vaca que no tenía cuerda seguía echada junto al poste. Trató de unirla al rebaño, pero no consiguió que se moviese. El muchacho, perplejo, volvió a pedir ayuda al monje. Éste le escuchó y le sonrió. ‘Escucha muchacho, ayer hiciste como si la ataras; esta mañana has desatado a todas las vacas menos a ella. No lo has creído necesario puesto que no está atada, pero la vaca cree que sí lo está. Así que vuelve y haz como que la desataras.’ El muchacho así lo hizo e inmediatamente la vaca se levantó y se unió a la manada.

“Nuestra ignorancia nos hace creer que estamos atados como la vaca, cuando en realidad somos completamente libres. Mientras nos sintamos atados, necesitaremos la ayuda de un Maestro Perfecto que nos muestre el camino y nos diga, ‘no estáis atados, sois el todopoderoso Atman, el Ser. Salid de la ilusión y elevaros a los cielos de la Conciencia Suprema.’ El Maestro hace como si os liberara de la cuerda que os mantiene atados a los objetos y placeres mundanos. Una vez que se disuelve la ilusión os dais cuenta de que siempre estuvisteis en esa Conciencia, que nunca, nunca os extraviasteis de ella.

“La guía y presencia de un Maestro Perfecto es la luz que ilumina vuestra senda. Su presencia os ayuda a ver el muro del ego que os habéis creado. La comprensión de la naturaleza ilusoria de vuestras ataduras las disolverá. La comprensión errónea de vuestras relaciones con la gente, con el mundo y sus objetos, es lo que crea vuestras ataduras.”

Mudra del Amor: Este Mudra se forma uniendo las dos palmas de las manos, a la altura del pecho, se utiliza mucho para hacer oración pero nosotros los Metafísicos lo utilizamos para conectarnos con la fuerza del Amor, que reside en el centro de nuestro corazón, es un Mudra que ayuda muchísimo, ya que canaliza la energía del Amor en ambas palmas, haciendo un reciclaje perfecto de ella en todo nuestro sistema energético. http://amplify.com/u/a1bujv

Este Mudra tiene como fin, buscar el vacío de tu mente, para que puedas encontrar al Ser Interno que llevas dentro, no es específicamente como los anteriores, para realizar un trabajo determinado de fijación de vitalidad o de otro tipo, en este caso se persigue el vacío de la mente y ahí es en donde puedes entrar en contacto con la esencia de vida interna, tu espíritu que eres, tu Yo Superior. http://amplify.com/u/a1bujt

Mudra del Vacio: Se colocan los dedos juntos de ambas manos, la derecha y la izquierda, los doblas formando una curva como una esfera, haces lo mismo con ambas manos, pones encima la mano derecha de la izquierda y unes ambos pulgares de las dos manos, de tal manera que si tu ves de frente tus manos, veras la formación de un circulo, que colocarás también a la altura de la cicatriz umbilical. http://amplify.com/u/a1bujn

Mudra de la Energía y de la Vitalidad: Para realizar este Mudra une tu dedo pulgar con el anular en ambas manos, el resto de los dedos permanecerán extendidos, al igual que en los dos Mudra anteriores, en este caso podrás utilizarlo cuando tu te sientas cansado o agotado y en esas condiciones podrás ayudarte a revitalizarte en tus trabajos de relajación y de meditación. http://amplify.com/u/a1bujm

Mudra de la Sabiduría: Se realiza uniendo el dedo pulgar con el dedo medio de ambas manos, el resto de los dedos también quedan extendidos, al igual que en el Mudra anterior, en este caso lo que se pretende, es conectarnos con la sabiduría universal y cuando lo desees hacer, cuando hagas tus relajaciones, utiliza este Mudra y cosas importantes surgirán en lo mas profundo de tu consciencia. http://amplify.com/u/a1buj6